El Teorema del Olvido

Sinopsis

Me gusta observarte cuando no me ves, desde la distancia, como si
fuésemos el alfa y la omega de un mundo al revés.

Me gusta observar como piensas, me gusta velar el jardín de las mil

reticencias que decoran tu rostro.

Me gusta pintar con tus manos mi alma de agosto para que se vaya este

frío.

Me gusta ese efímero instante en el que solo soy un crio a merced de tu

encanto.

Me gusta ser la cerilla con la que enciendes tus pecados, me gusta ver

como arden y luego divagas.

Me siento a admirar los estragos de nuestro bosque quemado levitando

invulnerable en el cielo de tus bragas.

Gracias por su visita

Antes de salir, subscríbase a nuestra newsletter y esté siempre informado sobre nuestros libros.