Leopoldo Turizo Urda

Como tantas otras familias colombianas, la suya sufrió en carne propia el desplazamiento originado en la violencia que se desató en Colombia luego del asesinato del líder y candidato presidencial Jorge Eliecer Gaitán en 1948. El éxodo llevó a la madre embarazada y el resto de la familia a una población llamada Plato (Concepción de la Plata originalmente), un mundo lejano, lleno de historias propias del surrealismo de García Márquez, un pueblo mágico donde, según la leyenda que se convirtió en canción, un hombre se volvió caimán. Una semana después de llegar nació el niño a quien bautizaron Leopoldo de apellidos Turizo Urda. Allí, en medio de historias fantásticas en una cultura anfibia y campesina, en un ambiente mágico y surreal se desarrolló la personalidad y la imaginación del futuro escritor. Seis décadas después, la historia se sigue repitiendo, sus episodios llenan gran parte de los espacios de los noticieros y páginas enteras de la prensa. No es extraño entonces que aquel niño que nació en medio de un desplazamiento escriba ahora sobre ese tema "Poeta".

Ha publicado algunos poemas en un poemario colectivo editado en 2002. Compositor. Cerca de cuatro decenas de obras suyas hacen parte del catálogo musical de Colombia y algunos países latinoamericanos. Novelista. Por primera vez incursiona en este género con su obra “La tierra tuvo la culpa” .

Gracias por su visita

Antes de salir, subscríbase a nuestra newsletter y esté siempre informado sobre nuestros libros.